El Séptimo Arte como Analgésico Natural

El cine sirve para entretenernos, con el podemos reír o llorar, este medio de entretenimiento genera y transmite múltiples emociones en las personas, como el miedo, tristeza, alegría, enojo; nos hace sumergirnos en mundos de fantasía a vivir historias fascinantes.

En base a experimentos científicos, se ha demostrado que cuando nos emocionamos con películas de ficción, nuestros niveles de endorfinas se elevan, y las endorfinas son hormonas asociadas a los estados de ánimo positivo, por lo que se consideran un analgésico natural para el ser humano.

Esta nueva y curiosa propiedad analgésica atribuida a las películas de ficción, fue dada a conocer por un grupo de científicos de la universidad de Oxford; el estudio fue realizado tomando a varios sujetos, divididos en dos grupos, el primer grupo vio una película de ficción, mientras que el segundo grupo vio un documental.

Los resultados que obtuvieron, es que el grupo que disfrutó de la película de ficción, presentó una subida de endorfinas en la sangre, mientras que el resto las mantuvo igual.

Ahora que ya sabes que las películas de ficción son un buen analgésico, puedes ver las mejores películas de este género en CineCalidad, esta página web cuenta con un extenso catálogo para elegir la película que más te agrade, y comiences a disfrutar de los beneficios de ver una buena película sin salir de casa.

Beneficios de ver Películas

Sobran los motivos para recostarnos en nuestra cama o sofá y disfrutar de nuestra película favorita, ya que aparte de brindarnos entretenimiento nos aporta mejoras a nuestra salud.

Cuando observamos una película, estamos en un estado de relajación y nos desconectamos del resto, quedamos abiertos a nuevas perspectivas que hacen que estemos en un descanso mental, de esta forma revitalizamos nuestra mente.

Algunas películas, sobre todo las de terror, nos hacen enfrentarnos con nuestros miedos, esto es beneficioso, ya que nos hace ser conscientes de nuestras sensaciones, y podemos enfrentarlas más fácilmente.

También ayudan a motivarnos, ya que cuando vemos películas donde sus personajes logran superar grandes dificultades y retos, nos demuestran que nada es imposible y que podemos solucionar cualquier situación.

Las películas nos hacen reflexionar, muchas veces sin darnos cuenta de ello, sobre las cosas importantes en la vida, o a nivel espiritual o existencial, nos hacen incrementar ese pensamiento crítico.

Nos hacen reír o llorar, y ninguno podemos negar que una buena carcajada tiene el poder de mejorar nuestra salud y estado de ánimo, tanto a nivel físico como mental.