Reparar el móvil es una buena inversión

Reparar el móvilReparar el móvil es una buena inversión

A pesar de que la crisis económica de la que parece que poco a poco vamos saliendo pero todavía no lo hemos llegado a conseguir, se ha generado unas serie de desigualdades sociales y económicas que hacen que todavía hayan muchos clientes que no prefieran reutilizar sus viejos dispositivos móviles antes de deshacerse de ellos por qué creen que en un futuro les puede salir más barato.

Aguantar el mismo móvil durante el mayor tiempo posible parece una de las intenciones que muchos clientes tienen en mente debido al, cada vez más caro, precio de los dispositivos móviles. Sin ir más lejos, el año pasado, tres de cada cuatro clientes afirmaban llevar con el mismo dispositivo más de dos años y sólo una cuarta parte haberlo cambiado antes de este periodo de tiempo. Y es que a día de hoy, el 60% de los consumidores prefiere repara su móvil en vez de comprar uno nuevo, lo que ha originado la creación y el crecimiento de muchas empresas para realizar este servicio.

Además hay que tener en cuenta que nos encontramos dentro de un contexto social donde el cliente comienza a buscar dispositivos de alta gama, a pesar de que las ofertas de las compañías de telefonía no son tan boyantes como lo fueron antaño.

Reparar el móvil puede salir mucho más rentable

Y como estamos diciendo, el contexto social influye y mucho en el auge de empresas que ofrecen reparar el móvil y que la reparación te salga, obviamente, más rentable que la compra de un dispositivo móvil nuevo. Como en cualquier sector, es un efecto dominó, donde al final ganan casi todos, incluido el cliente, y pierde el que se queda quieto. Si una nueva empresa ofrece sus servicios de reparación de móviles en una gran ciudad como Madrid o Barcelona (Luego expondremos por qué en otra ciudad menos populosa ya no es tan interesante…) lo normal es que en poco tiempo, comience a aparecer una competencia que aumentará la oferta, abaratará el precio, y hará que reparar un móvil bq, por ejemplo siempre sea rentable, pues la demanda mucho tendría que cambiar para estar por debajo de la oferta. Por eso, en un lugar donde haya menos competencia no es tan rentable para el comprador por qué no existirá esa competencia que obligue a realizar el servicio al mejor precio posible. Otro factor que debemos de tener en cuenta es que más del 80% de las averías que puede sufrir un móvil a lo largo de su vida son reparables, y que el coste medio de reparar un dispositivo oscila entre los 40 y los 120 euros dependiendo de la avería, cifras por debajo de prácticamente cualquier teléfono móvil nuevo… El consumidor cada vez se lo piensa más a la hora de valorar la idea de comprar un teléfono móvil nuevo (nuevo…una palabra que mágica, no nos engañemos…), o reparar el que ya tiene (o incluso otro anterior), más si tenemos en cuenta que puede que el móvil viejo reparado sea capaz de ser más efectivo que el móvil nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.